El cantante puertorriqueño Ricky Martin se ha unido a las críticas contra las llamadas terapias de conversión de la orientación sexual, y aseguró este jueves que son “un tipo de tortura”, mientras se debate en el Senado de Puerto Rico un proyecto para prohibirlas.

A través de sus redes sociales, Martin ha indicado que son un “tipo de tortura, y la tortura no tiene cabida en una sociedad que lleva como bandera ser democrática, progresista y humana”.

“No se puede ser capaz de dar paso a unas terapias que promueven una clara violación a los derechos humanos al darle poder a la tortura por un aspecto tan individual como es la orientación sexual. Puerto Rico, opina, “no puede ser un país de odio. Es por esto que les pido a los legisladores con derecho a votar, que lo hagan a favor del proyecto 184″ del Senado. Además indica que hay que tener un “sentido de humanidad ante cualquier acción que violente la libertad individual, es decir, contra todo aquello que no nos permite, simplemente, ser quienes somos”. “El amor lo es todo. Es la columna que nos sostiene. Quien vive desde el amor, es solidario y compasivo por naturaleza”, concluye.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *